Tarta de Santiago, repostería tradicional, tarta de almendras, santiago de compostela, galicia, almendras, dulces, postres típicos galicia, santiago dc freetours, freetours

Repostería tradicional: la Tarta de Santiago


Una estampa típica de la ciudad de Santiago de Compostela es pasear por la céntrica calle del Franco mientras los dependientes de las tiendas de dulces típicos se apostillan en la calle ofreciendo porciones de los distintos manjares a los visitantes. La sobremesa que destaca por excelencia es la Tarta de Santiago, elaborada con almendras, huevos y azúcar.

En el local de Santiago D.C. Freetours disponemos de tres variedades de esta tarta que, si bien constan de los mismos ingredientes, su proceso de elaboración varía ligeramente. En el caso de tener que elegir una... ¡no podríamos! ¡Las tres están deliciosas!

¿Una tarta de almendras postre típico compostelano?

Galicia no es precisamente tierra de almendros, así que el hecho de que la base de la repostería tradicional esté formada por este ingrediente es, cuando menos, curioso.

Según apuntan diferentes estudios, desde la Baja Edad Media está documentado el comercio marítimo de almendras procedentes del Levante español. Debido a su escasez y elevado precio, la almendra fue un alimento consumido por las clases sociales más pudientes, manteniendo una condición de prestigio hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando su uso comenzó a popularizarse.

El precedente más inmediato de la Tarta de Santiago podríamos encontrarlo en la torta real consumida en círculos de la Universidad de Santiago de Compostela en el siglo XVI, aunque no existen datos fiables sobre el proceso de elaboración de este dulce. Otros antecedentes a tener en cuenta son la multitud de bizcochos de almendra que se elaboraban siguiendo diferentes procesos. De hecho, una práctica común dentro del gremio de reposteros consiste en transmitir los secretos de la casa de forma oral, de generación en generación.

La Tarta de Santiago adquiere su característica distinción con la silueta de la Cruz de Santiago en la segunda década del siglo XX. José Mora Soto, fundador de la pastelería Casa Mora, decide adornar sus tartas de almendras con una capa de azúcar glas dibujando la silueta de la tradicional cruz. De esta forma quedaba ligado para siempre el símbolo de la ciudad con un dulce tradicional.

Desde marzo del 2006, la Tarta de Santiago goza del sello de Indicación Geográfica Protegida, en la que aparecen recogidos tanto los ingredientes como las proporciones que debe llevar este dulce para ser considerada una auténtica Tarta de Santiago.


Si quieres conocer más curiosidades de la Tarta de Santiago y, por supuesto, de la ciudad de Santiago de Compostela, te animamos a participar en nuestros Freetours!


Sin comentarios